Ganaderos esperan mantener ventas a Venezuela

Ganaderos esperan mantener ventas a Venezuela

Todavía es muy temprano para alarmarse por las decisiones que puedan tomar los nuevos diputados de la Asamblea Legislativa de Venezuela sobre la cooperación de ese país para Nicaragua, aunque si llegarán a transparentar el intercambio comercial, sería mucho mejor, opinó Álvaro Vargas, vicepresidente de la Federación de Asociaciones Ganaderas de Nicaragua, FAGANIC.

 

“Es temprano para ver que posición y de qué manera trabajará la Asamblea de Venezuela. El ejecutivo de FAGANIC no ha abordado el tema oficialmente, pero mi opinión es que Venezuela tiene dos problemas, desabastecimiento de alimentos y el bajo precio del petróleo”, señaló Vargas antes de argumentar su optimismo sobre lo que puede ocurrir con las relaciones comerciales.

“Tienen desabastecimiento y no tienen suficientes reales para comprar. Nicaragua le debe ¿Qué es lo lógico? Es cobrar y Nicaragua le paga con carne, ganado en pie, leche, a través del comercio bilateral, que no es propiamente de gobierno a gobierno sino de otras formas, como sean. Analizando esto fríamente, ellos van a cobrar y se pagará con productos”, consideró el vicepresidente de FAGANIC.

No obstante, Vargas explicó que un inicio hubo un trato bien preferencia en comercio de ganado en pie, sobre todo en el relacionado a la venta de vaquillas, pero esta situación vino cambiando con la aplicación de otros modelos que, a pesar de mantener vivo el intercambio, suprimieron otros beneficios.

“Había un precio preferencial y compraron directamente al productor nacional, sin intermediarios, el fierro que llevaba la vaca tenía que ser el del productor, pero eso fue hace unos años, fue solamente mientras exportaban vaquillas a Venezuela. Se vendía directamente con el fierro criollo, eliminando al intermediario, pero Venezuela solo compraba al animal con el fierro de la finca, del propietario y pagaba al productor”, explicó Vargas.

“En cuanto a la carne, Venezuela sigue comprando al mismo valor a pesar de que otros países como Estados Unidos bajaron un poco el precio. Menos que al valor del precio internacional, no cree que se les vaya a vender. Lástima que no conocemos el acuerdo comercial que existe con Albanisa, ni la factura petrolera, no sabemos cómo se manejan. Cuando se paga con productos se garantiza que al menos estamos vendiendo y la industria, en este caso, no puede decir que nadie le compra”, ponderó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *